CALIDAD DEL AGUA

Para su consumo humano el agua debe ser debidamente tratada y controlada. Para ello se deben llevar a cabo procesos de análisis de manera periódica y tratamientos convenientes para que su composición físico-química sea la idónea.

Para conseguirlo resulta necesario efectuar analíticas que TECVASA realiza a través de laboratorios especializados que nos garantizan la inexistencia de riesgos para los seres humanos, así como el respeto al medio ambiente cuando la misma se devuelve a ríos y mares tras su depuración.

Las diferentes Administraciones Públicas, cada una de ellas en el ámbito de sus competencias, se encargan de fijar los niveles de control de calidad del agua y de vigilar su cumplimiento por las entidades que prestamos el servicio de abastecimiento de agua potable.